DIos del vino

Dios del vino

El vino es una bebida que a través de los años, siempre ha mantenido su papel protagónico en las culturas del mundo. De esta manera el dios del vino, nace en las antiguas civilizaciones.

Copa de vino
Copa de vino

Hoy en día, el vino conserva su relación con los temas religiosos, ya que en el catolicismo este es venerado y percibido como la sangre de Jesús, el hijo de dios.

Desde sus inicios, el vino ha gozado de un sabor y aroma sublime, por lo que no es sorprendente que se convirtiera en una bebida mística.

Por esta razón, el vino siempre estaba presente en todos los rituales y/o celebraciones llevadas a cabo en honor a los dioses.

El vino a través del tiempo

Como ya sabrás, el mundo fue el hogar de miles de civilizaciones hace muchos años, en donde cada una se establecía con sus costumbres y cultura.

Diversos arqueólogos se han adentrado a las antiguas ciudades donde estos pequeños pueblos solían vivir, festejar, construir, y hacer todo tipo de tareas en relación a sus costumbres.

De esta manera han recopilado una serie de datos que nos revelan cómo era el estilo de vida que se manejaba hace millones de años, y todos han coincidido en un elemento.

Sin importar los fines para el que este era utilizado, el vino ha demostrado ser un factor común entre distintas culturas y religiones. Un aspecto que hasta el día de hoy se mantiene.

Dionisio: El dios del vino para los griegos

Para los griegos, el dios del vino tenía por nombre Dionisio, que además era considerado como el dios de la fertilidad.

Dionisio : Dios del vino
Dionisio : Dios del vino

A este dios se le atribuían también otros dones, por lo que los griegos lo veneraban como el dios de los excesos, las danzas, el teatro y el éxtasis.

Estos factores son considerados desde hace muchos años como componentes de múltiples celebraciones, en donde el pueblo festejaba y veneraba a sus dioses con alegría y furor.

Baco: La divinidad del vino para los romanos

Gracias a las diversas conquistas que protagonizaron los romanos, su religión y dioses fueron modificándose poco a poco. Es por esta razón que el dios del vino para los romanos, Baco es considerado como el hermano del dios del vino griego Dionisio.  

El motivo de esta relación entre dioses se debe a que, gracias a las modificaciones religiosas a través de los años, estos dioses comparten a su madre Semele.

Baco, al igual que su hermano, representa para los romanos el holgorio y las festividades.

Hathor: La diosa del vino para los egipcios

Para los egipcios, el vino es representado por la diosa Hathor, la cual representa además la música, el baile, y es considerada la madre divina, encargada de renovar todo lo existente en el mundo.

Hathor: Dios del vino
Hathor: Diosa del vino

A pesar de ser Osiris, el dios de la agricultura, el creador de esta bebida, los egipcios consideraron a Hathor como su mayor representante.

El vino como bebida religiosa

Es un hecho que a esta bebida mística se le han atribuido diversas relaciones religiosas por su color y su sabor. Ya que desde que las civilizaciones comenzaron a elaborarlo, relacionaban su intenso color rojo con la sangre de sus dioses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *